Miembros de CASA demandan al gobierno federal por discriminación

Dicen miembros de CASA: La Ley CARES Act discrimina intencionalmente contra los inmigrantes al excluir a los hijos de padres inmigrantes de ciudadanos estadounidenses de los beneficios de la asistencia monetaria de emergencia

Hoy martes 5 de mayo de 2020, el Instituto de Defensa y Protección Constitucional de Georgetown Law (ICAP, por sus siglos en inglés) y el profesor de derecho de Villanova, Leslie Book, presentaron una queja en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Maryland impugnando la exclusión intencional y discriminatoria de los niños ciudadanos estadounidenses de los beneficios de la asistencia monetaria de emergencia distribuida en respuesta a la pandemia de coronavirus, basada únicamente en el hecho de que uno o ambos de sus padres son inmigrantes indocumentados.

La queja fue presentada en nombre de siete niños ciudadanos estadounidenses y con el apoyo de CASA. La queja explica que la Ley CARES, que se promulgó el 29 de marzo de 2020, proporciona alivio financiero a millones de personas mediante la distribución a través del sistema tributario de pagos de impacto económico inmediato de hasta $ 1,200 por adulto y hasta $ 500 por cada hijo menor de 17 años. Sin embargo, la Ley CARES proporciona pagos únicamente a los contribuyentes que presenten sus impuestos utilizando un Número de Seguro Social, es decir, ciudadanos e inmigrantes de EE. UU. con autorización de trabajo, negando así pagos a hijos de ciudadanos estadounidenses de inmigrantes indocumentados que pagan sus impuestos utilizando un número de identificación de contribuyente individual (ITIN).

Los demandantes en este caso, presentados como una demanda colectiva en nombre de otros como ellos en todo el país, son los niños ciudadanos estadounidenses y sus padres que no han recibido los pagos de $ 500 destinados específicamente a beneficiar a los niños.

La demandante 1 (nombre oculto por razones de seguridad) vino de México en 2005 y tiene un hijo que es ciudadano estadounidense. Ella estaba trabajando en un restaurante en Washington y perdió su trabajo debido a los cierres de negocios de COVID-19. Ella vive con su novio que desafortunadamente contrajo coronavirus hace 10 días. Por lo tanto, no tienen ningún ingreso y obtienen alimentos de un centro comunitario y del sistema escolar. Su novio ahora vive en una habitación separada de ella y los niños, pero su cuñado y su esposa, que viven con ella, también contrajeron el virus.

“Perdí mi trabajo y en mi casa tres adultos tienen el coronavirus; ninguno de nosotros estamos trabajando ”, dijo demandante 1. “Mi hijo es ciudadano estadounidense y necesitamos que reciba el beneficio de la Ley CARES para proporcionar alimentos y un techo sobre su cabeza hasta que pase este momento difícil”.

El reclamo busca una declaración de que la denegación de los pagos de impacto económico de la Ley CARES a los hijos de ciudadanos indocumentados de EE. UU. El estado de indocumentado es inconstitucional y busca pagos de hasta $ 500 por cada niño ciudadano de EE. UU., de acuerdo con los umbrales de la Ley CARES.

Manténganse informados de los anuncios de CASA para ver el resultado de la demanda.

Web design by IndieTech Solutions