Respuesta de CASA a la crisis de COVID – 19

Estimados aliados, simpatizantes y amigos:

 

Esperamos que al leer esta comunicación se encuentren bien, al igual que sus familias durante este tiempo incierto. La familia de CASA quiere enviarles nuestros mejores deseos a todos, durante esta pandemia sin precedentes: nuestro primer valor como organización es la solidaridad y en momentos como estos nos muestran cuánto nos necesitamos mutuamente. En ese espíritu, queríamos aprovechar esta oportunidad para compartir con ustedes no sólo las acciones y los pasos que CASA está tomando para apoyar a nuestras comunidades y miembros durante esta crisis, sino también las intervenciones críticas y relevantes que estamos haciendo para pedirle al gobierno federal que tome de inmediato las medidas pertinentes para reducir el sufrimiento de nuestra comunidad, debido al COVID-19 y para prevenir una mayor propagación de la enfermedad.

La salud, seguridad y protección de nuestra comunidad es siempre nuestra principal prioridad. De acuerdo con la reciente orientación del CDC y las autoridades locales, la familia CASA estará trabajando desde sus hogares, es una directriz para todo el personal a partir de mañana, martes 17 de marzo, durante al menos dos semanas. Aunque CASA suspende los servicios en la oficina, estamos reorganizándonos y duplicando esfuerzos para asegurarnos que todos nuestros miembros tengan acceso a asistencia en línea, telefónica y por mensajes de texto como se detalla a continuación.

CASA continúa monitoreando de cerca el impacto del COVID-19 durante este período de crisis de salud pública. También sabemos que es precisamente en estos momentos que la comunidad más nos necesita. Seguiremos siendo un recurso vital para la información, el apoyo, la educación, el trabajo / trabajos y la orientación a lo largo de este período en el que todos esos recursos pueden ser limitados y más difíciles de acceder. La situación cambia constantemente y nuestro trabajo puede adaptarse a estos cambios también. Estamos planeando todas las contingencias y actualizaremos nuestro sitio web y cuentas de redes sociales para proporcionar actualizaciones. En este momento:

  • Todas las reuniones grandes se suspenderán hasta nuevo aviso. Esto incluye clínicas, eventos, clases de inglés y clases de ciudadanía que se llevan a cabo en CASA y otros lugares. Todos nuestros estudiantes recibirán llamadas por parte del personal del programa y estamos compartiendo recursos educativos en línea para que puedan continuar aprendiendo durante este tiempo en casa.

 

  • Los participantes de nuestro programa para jóvenes recibirán llamadas constantes durante los cierres de las escuelas para evaluar sus necesidades, proporcionar administración de casos, brindar apoyo virtual para tareas y otros recursos educativos. Además, estamos monitoreando los desarrollos del sistema escolar local para garantizar que los niños tengan acceso a comidas saludables gratuitas y a los recursos adicionales que puedan necesitar.

 

  • Los servicios legales, de salud, ciudadanía, financieros y educativos de CASA se proporcionarán con cita previa y en gran parte por teléfono. Cualquier persona que ya haya tenido una cita en persona con CASA será atendida por teléfono y brindaremos servicios a muchas personas adicionales a través de una línea directa para servicios sociales y de salud trilingües.

 

  • Las operaciones del Centro de trabajadores continuarán, aunque las oportunidades de empleo se enviarán de forma remota a medida que trabajamos para asegurarnos de tomar las precauciones necesarias para salvaguardar la salud de nuestro personal y miembros. Los Centros de trabajadores de CASA son la única fuente de ingresos para muchos de nuestros miembros y como tal, es nuestra prioridad mantener estos programas accesibles durante el tiempo que sea seguro y prudente.

 

  • Los organizadores de CASA y el personal de escrutinio pasarán a realizar actividades de divulgación y participación comunitaria por teléfono y mensaje de texto. ¡Todos los miembros de CASA (más de 100.000 personas), las personas que hayan firmado tarjetas de compromiso del censo y más recibirán llamadas personales y mensajes de texto para confirmar como se encuentran y por supuesto para asegurarnos que responden el cuestionario del censo! Además, el personal está trabajando con nuestros comités organizadores para formar redes de ayuda mutua para garantizar que las personas puedan acceder al apoyo que necesitan.

 

CASA se dedica al bienestar de nuestro personal y sus familias. Brindamos algunos de los beneficios más generosos y nos asociamos orgullosamente con nuestro personal sindicalizado para encontrar soluciones a las crisis que enfrentan nuestros miembros. Debido a la confianza obtenida y la estructura de asociación, sentimos firmemente que estamos bien ubicados para continuar brindando servicios a nuestra comunidad, en un horario modificado, de la manera que sea menos perturbadora y más útil dada la situación.

CASA confía en nuestra capacidad, con su apoyo, para ofrecer una respuesta sólida y efectiva para nuestros miembros, personal y comunidad durante este tiempo. Pero esta pandemia va mucho más allá de la capacidad que tiene CASA para responder ante la magnitud de la solución y por eso necesitamos del apoyo de todos. Con ese fin, estamos abogando, por el bien de la vida y los medios de subsistencia de nuestros miembros, que nuestro gobierno federal tome medidas inmediatas y extraordinarias para abordar esta crisis de salud, económica y familiar. En coalición con nuestros socios nacionales, Working Families Party y el Centro para la Democracia Popular, CASA insta firmemente a que la administración trabaje con el Congreso para hacer lo siguiente:

  • Asegurarnos que nuestros miembros más vulnerables estén seguros: que se imponga una moratoria sobre deportaciones, desalojos, ejecuciones hipotecarias y cortes de servicios públicos; todas las emergencias que obligan a las personas a reubicarse en contraste con las directrices entregadas por las autoridades de salud pública para quedarse en casa. Liberar a todas las personas que están en prisión preventiva por delitos no violentos para evitar la propagación del virus entre una población vulnerable confinada a lugares cerrados. Detener la aplicación de la ley de inmigración y vaciar los centros de detención.

 

  • Proporcione pruebas gratuitas de coronavirus para todos: para controlar la propagación de coronavirus, la administración debe asegurarse de que todos los estadounidenses que necesitan una evaluación puedan acceder a centros para realizar pruebas gratuitas.

 

  • Tome las medidas necesarias para evitar una recesión económica: que se apruebe un paquete de inversión federal de un billón de dólares dirigido a trabajadores, pequeñas empresas y servicios estatales y locales. Ahora no es el momento de rescatar a las grandes empresas de inversión. Brindar asistencia monetaria inmediata y directa a las familias trabajadoras para ayudarlas a mantenerse a flote.

 

  • Defienda la democracia: proporcione un voto de emergencia a nivel nacional por correo, votación en línea, registro automático de votantes y otras medidas para asegurarse de que las personas puedan votar en medio de una pandemia. Renuncie a los requisitos de petición para campañas políticas, de modo que los encuestadores no tengan que ir a tocar puertas para que su candidato aparezca en la boleta electoral.

 

  • Proporcionar $142 mil millones de dólares adicionales en fondos de emergencia para: aumentar la capacidad hospitalaria y clínica e invertir en la preparación de hogares para ancianos y la comunidad de ancianos. Brindar protección a los trabajadores de primera línea y garantizar que TODOS los trabajadores reciban licencia por enfermedad remunerada. Mejorar los beneficios de desempleo para aquellos que califican y ampliar el acceso a los programas de alimentos para que ninguno pase hambre asegurar el tratamiento para todos, incluidos los millones de inmigrantes sin seguro en este país que contribuyen todos los días a nuestra economía.

 

Hay muchas cosas desconocidas e incognoscibles sobre esta crisis, pero CASA ha visto luchar a nuestras comunidades antes, afrontando muchas más crisis y sabemos que estaremos a la altura del desafío.

La desafortunada realidad es que nuestros miembros han vivido toda una vida enfrentando peligros inciertos y probabilidades terribles. Los desafíos que enfrentan nuestros miembros todos los días no desaparecen durante esta crisis: solo se ven amplificados por la dificultad de esta pandemia mundial sin precedentes. Es por eso que la familia de CASA debe ser y será fuerte, firme durante esta crisis. Implementaremos recursos, experiencia y atención para ayudar a nuestras comunidades.

Estamos agradecidos de poder trabajar juntos para enfrentar en comunidad los retos por venir. Si tiene preguntas, sugerencias o ideas para compartir con nosotros acerca de cómo podemos realizar nuestro trabajo a través de esta crisis, contáctenos.

Sinceramente,

Gustavo Torres, Director Ejecutivo

—————————————————————————————-

Contacto:

Yasmin Viera, Subdirectora de Desarrollo

yviera@wearecasa.org

 

Misión

Crear una sociedad más justa construyendo poder como comunidad y mejorando la calidad de vida en las comunidades de clase trabajadora e inmigrantes.

 

Visión

Imaginamos un futuro en el que estemos empoderados, nuestras familias vivan libres de discriminación y miedo y nuestras comunidades diversas prosperen a medida que trabajamos con nuestros socios, para lograr el respeto básico a los derechos humanos para todos.

 

Web design by IndieTech Solutions