¡Les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios, cese a la Represión!

El 24 de marzo de 1980, el Arzobispo de San Salvador, El Salvador Monseñor Oscar Arnulfo Romero fue asesinado por agentes de los “Escuadrones de la Muerte” que operaban bajo el gobierno del régimen militar salvadoreño y que era económica y militarmente apoyado por el gobierno norteamericano. Su asesinato sucedió después de que se hiciera pública la carta que Monseñor Romero le envió el 17 de febrero de 1980 al entonces Presidente de los EEUU Jimmy Carter.

Monseñor Romero se había convertido en “la voz de los sin voz” por denunciar las represiones, torturas, desapariciones y crímenes en contra de campesinos, obreros, estudiantes y profesionales que se organizaban para defender sus derechos humanos.

CASA y sus casi 100,000 afiliados celebra hoy la santificación de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, cariñosamente conocido como “San Romero de las Américas” y saluda al pueblo salvadoreño por este gran reconocimiento y a la diáspora salvadoreña en los Estados Unidos por su lucha y resistencia en contra de la discriminación y persecución de la que son objetos por el actual gobierno de Donald Trump.