CASA Está Devastada por el Fallo de la Corte Suprema de Justicia; Hace un Llamado a Obama a Detener Deportaciones

Posted June 24, 2016 /

CASA Está Devastada por el Fallo de la Corte Suprema de Justicia; Hace un Llamado a Obama a Detener Deportaciones

WASHINGTON (23 de junio) _ CASA se ha comprometido a continuar luchando para hacer la reforma migratoria una realidad, después del empate devastador de 4-4 en la decisión del caso de U.S. vs Texas por la Corte Suprema de los Estados Unidos el día de hoy. CASA hace un llamado al Presidente Obama para parar las deportaciones a lo largo y ancho del país y prevenir la desgarradora separación de familias y comunidades.

 

“Estamos muy tristes y francamente decepcionados, pero no vamos a parar nuestra lucha hasta que nuestras familias sean respetadas y reciban la dignidad que necesitan,” dijo el Director Ejecutivo de CASA, Gustavo Torres, en la escalinata de la corte. “Nuestra próxima parada es noviembre y vamos a emitir nuestro voto por un presidente que vaya a hacer la reforma migratoria una realidad.”

 

Mientras que la decisión dividida del día de hoy no deja ningún precedente, el avance de la Acción Diferida para las familias continuará siendo bloqueada en la nación gracias a la capacidad de decisión de un sólo juez de corte de distrito en Texas y la obstrucción partidista de los republicanos en el congreso. DAPA y DACA+ son programas que tienen sentido común, se encuentran dentro del marco de la ley, y son consistentes con las acciones de presidentes de ambos partidos en décadas.

 

Nada de lo que sucedió el día de hoy, sin embargo, previene al Presidente Obama de usar su discreción y de dirigir a los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) a parar las deportaciones. Conforme a recientes análisis de Fusión, desde el arribo de Obama a la presidencia, su gobierno ha deportado a más de 2.5 millones de personas, la taza más alta en la historia presidencial de 1892 a 2000.

 

“El Presidente Obama ya ha deportado a millones de personas, pero este es un golpe final por la Corte Suprema a nuestra esperanza. Él (Presidente) debería de parar el daño ya hecho a las familias y comunidades migrantes,” dijo Torres.

 

Para algunos miembros de CASA, la decisión de hoy fue personal.

 

“Continuaremos viviendo con el miedo de que un día alguien toque nuestras puertas y que nuestras vidas sean destruidas en ese momento,” dijo Isabel Aguilar, madre de tres de quienes se hubiera beneficiado si DAPA hubiera sido extendido.